10 sept. 2008

Todos los poderes contra la autonomía zapatista

Jorge Alonso

Ejército, Policías y paramilitares están cercando a las comunidades autónomas, provocándolas, intimidándolas, fabricando incidentes entre indígenas y campesinos.

Tanta movilización militar en Chiapas contra las comunidades zapatistas no se había visto en muchos años. No son hechos aislados, hay un incremento alarmante de la presión armada y una notable despreocupación de los poderes responsables de detenerla. Éste es un recuento de lo ocurrido en los siete primeros meses del año. Es también un llamado de alarma y la convocatoria a una solidaridad que no baje la guardia.

Los poderes opresores de México se han propuesto impedir que la autonomía zapatista subsista y se propague. El poder ilegítimo presidencial panista, el poder del ejército, los poderes de los paramilitares promovidos por el gobierno, el poder perredista estatal de Chiapas, los poderes locales -tanto priístas como perredistas- y el poder mediático se han coaligado en una ofensiva para tratar de arrasar con las comunidades autónomas zapatistas. Calculan que ése es el paso previo y estratégico para aplastar al EZLN y a su proyecto libertario.

LA EMBESTIDA ACTUAL

En Envío hemos ido dando cuenta de los muchos ataques contra los zapatistas. En lo que va de 2008 la ofensiva antizapatista se ha vuelto más agresiva. Lo que sigue no es una lista exhaustiva, sólo algunos ejemplos de la embestida actual.

Desde principios del año han sido amenazados de muerte dirigentes de bases zapatistas en varias comunidades. También muchas comunidades han sufrido incursiones amenazantes de paramilitares que les han robado animales y otras pertenencias. En enero tomaron posesión nuevos alcaldes chiapanecos, muchos de los cuales anunciaron que desalojarían de sus territorios a las comunidades autónomas. En Zinacantán persiste el problema del despojo de un manantial a una comunidad zapatista. Las comunidades zapatistas anunciaron que defenderían sus tierras, aunque los encarcelaran o los mataran. En febrero, una brigada de la Comisión Federal de Electricidad, instigada por paramilitares, dejó sin luz a varias familias de las bases zapatistas. Policías municipales agredieron a comunidades autónomas. Se denunció que había muerto un zapatista que había sido atropellado intencionalmente. Grupos paramilitares asaltantes de caminos intentaron vanamente inculpar de sus fechorías a los zapatistas.

Ese mismo mes bases zapatistas retuvieron por unas horas a una persona que se presentó como reportero y era un agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional del gobierno federal, apoyado en su labor de espionaje por policías estatales. La Junta de Buen Gobierno “Corazón del arcoiris de la esperanza” denunció que unas mujeres que habían ido a bañarse habían sido agredidas por policías estatales y que la comunidad había tenido que defenderlas. Muchas comunidades autónomas han padecido constantes sobrevuelos rasantes de helicópteros, y permanentes patrullajes de cuerpos policiacos y del ejército. También se reiteró la denuncia de que los programas sociales eran usados dentro de un esquema de contrainsurgencia.

“RECIBIENDO DEL GOBIERNO CONFLICTOS Y DOLOR”

En marzo, la organización civil “Las Abejas” acusó al responsable federal de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y al Secretario de Desarrollo Social de haber ingresado sin su autorización al centro ceremonial de Acteal. “Quieren engañarnos y comprar nuestras conciencias con migajas para acallarnos y decir que tenemos relación y confianza con el gobierno”, dijo. Esta organización señaló que, tanto el gobierno federal como el estatal llevaban a cabo una campaña mediática para engañar y confundir a la opinión pública.

Ese mes, el Caracol zapatista número V se vio en la necesidad de emitir un comunicado: hacía del conocimiento de la sociedad civil los diferentes problemas que estaban sufriendo los zapatistas por los ataques a su caminar en autonomía. “El mal gobierno nos quiere seguir desconociendo y despojando de nuestro derecho a vivir y a disfrutar de lo que la madre tierra nos da”. Estaban en contra, tanto del alto costo de la energía eléctrica como de los impuestos sobre la tierra, “que debe ser de quien la trabaja”.

De muchos modos, las comunidades zapatistas estaban sufriendo presiones para que abandonaran su resistencia.

El mal gobierno había llenado de odio a los paramilitares para que trataran de arrebatarles su derecho a la tierra. Recordando que la lucha zapatista había traído avances a todos, tanto a los indígenas como a los no indígenas, reconocían que la lucha zapatista estaba recibiendo del gobierno “conflictos y dolor”.

En abril, en varios Caracoles se conmemoró a Emiliano Zapata con actos comunitarios. También se incrementó la presión de ganaderos dispuestos a despojar de sus tierras a los zapatistas. Ese mes, el gobierno federal decidió poner fin a la Coordinación para el Diálogo y la Negociación en Chiapas aduciendo que era innecesaria su existencia. Pretextando proyectos de ecoturismo, el gobierno en sus tres niveles (federal, estatal y municipal) se ha propuesto incursionar en territorio zapatista. Una comunidad zapatista se quejó de la negligencia y racismo en un hospital regional que había propiciado la muerte de una mujer de 72 años. Se denunció que la Secretaría de Gobernación había querido utilizar a indígenas de base zapatistas para poder ubicar a dirigentes del EZLN, lo que no logró.

AMENAZAS, PROVOCACIONES

A finales de abril medio millar de elementos armados ingresaron violentamente en una comunidad zapatista, pateando puertas y allanando moradas. Secuestraron a algunos zapatistas que, después de la acción de organismos de derechos humanos, fueron liberados. Esa comunidad también sufrió por parte de la policía. Aunque se multiplicaban las amenazas de despojo de tierras, también se incrementaban las respuestas zapatistas para defenderlas. Las comunidades agredidas se quejaron de tratos degradantes. Con incendios provocados trataron de dañarlos.

En mayo, varias Juntas de Buen Gobierno informaron que era tiempo de defender lo que les correspondía y que eso estaban haciendo. En los municipios autónomos aseguraban que el proceso de autonomía proseguía pese a las agresiones contrainsurgentes. La Junta de Buen Gobierno de los Altos de Chiapas se opuso a las maniobras de despojo de una porción del territorio de uno de sus pueblos. El caso evidenció cómo la aplicación de programas agrarios por parte de autoridades federales creaba conflictos entre las comunidades.

Hacia finales de mayo hubo denuncias de otras incursiones policiaco-militares en comunidades zapatistas, con sobrevuelo de helicópteros e incursiones de varios vehículos de distintas corporaciones con gente que portaba armas de grueso calibre que allanaban casas sin orden judicial. También la organización “Las Abejas” denunció que el fiscal del caso Acteal estaba amenazando a sus dirigentes. En otras comunidades, grupos priístas agredían a zapatistas en torno a la disputa de agua y luz eléctrica. La Junta de Buen Gobierno “Corazón del arcoiris de la esperanza” desmintió que los zapatistas hubieran respondido a la agresión. Oficialmente se había hablado de un enfrentamiento. Ellos informaron que los zapatistas habían tratado de dialogar, pero los priístas se habían mostrado intransigentes y lo que sucedió fue una provocación.

PELIGRO DE ENFRENTAMIENTO

A finales de mayo los zapatistas hacían del conocimiento de la sociedad civil de incursiones militares en al menos tres regiones chiapanecas. Las agresiones iban subiendo de tono. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, apoyada por policía federal, había desalojado a campesinos en Montes Azules. El Caracol de La Garrucha condenó un operativo militar en su territorio. Los militares pretextaban que buscaban sembradíos de mariguana, pero las autoridades zapatistas han demostrado que en sus territorios no se siembra ni se consume droga.

A principios de junio la Junta de Buen Gobierno de Oventic previó hechos lamentables si seguían las agresiones, y se quejó del incremento del hostigamiento por parte de perredistas. Pero la estrategia de acoso siguió, y no se detuvieron las incursiones militares contra comunidades zapatistas. En El Carrizal las mujeres impidieron el paso al ejército. Increparon a los militares diciendo que querían libertad, justicia y democracia, y no soldados. No obstante, los militares amenazaron con volver en unas semanas.

Las autoridades zapatistas dijeron que estaban especialmente preocupadas pues se trataba de una provocación cuantitativa y cualitativamente mayor a las anteriores y que el peligro de enfrentamiento se acrecentaba. Los zapatistas decidieron organizar mejor la vigilancia y la resistencia ante la amenaza del regreso de los militares a sus pueblos. Mientras tanto todos los días siguieron los patrullajes del ejército en las cañadas zapatistas.

EL CASO DEL CERRO HUITEPEC

Otro conflicto grave se dio en el municipio de San Cristóbal de las Casas. En el año 2007 los zapatistas declararon una extensión de 102 hectáreas en el cerro del Huitepec como reserva ecológica comunitaria. En 2008, el nuevo alcalde priísta amenazó con desalojar a los zapatistas de esa zona. En mayo, la Junta de Buen Gobierno “Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo” lanzó un comunicado, a raíz de difundirse la noticia de que personas “supuestamente desconocidas” habían envenenado un pozo de agua que abastecía a una colonia de la ciudad de San Cristóbal de las Casas. La Junta de Buen Gobierno recordó que las bases zapatistas habían estado protegiendo la zona ecológica de Huitepec.

No obstante, había aumentado el hostigamiento del mal gobierno, que sin consultarlos, después que ellos habían declarado la reserva ecológica, había decretado la expropiación dizque para crear un área natural protegida. En abril, unos pobladores de una ranchería se habían quejado de que el agua que salía de los pozos del cerro no se distribuía justamente, pues ellos llevaban viviendo ahí mucho tiempo y por ser pobres no recibían suficiente agua, mientras los ricos que habían llegado después tenían ese recurso en abundancia. La Junta de Buen Gobierno comunicó a los pobladores quejosos que el agua estaba dentro de la reserva zapatista y que harían que el agua se distribuyera también a los pobres.

LA LUCHA POR EL AGUA

Mientras hacían una inspección, los zapatistas habían encontrado a una docena de personas que estaban en los manantiales. Quien los dirigía, había dicho de manera agresiva que no pediría permiso a la Junta de Buen Gobierno para hacer uso de los manantiales. Los de la Junta le respondieron que no era esa la manera de entenderse y que debían acudir a la Junta antes de hacer algún trabajo en la reserva, que no se trataba de quitarles el agua sino de distribuirla también a los pobres.

El portavoz del grupo que encontraron los zapatistas insistió en que no le importaba lo que dijera la Junta de Buen Gobierno. Los representantes de ésta se dieron cuenta de que con esas personas no se podía llegar a un acuerdo. Acudieron con la gente pobre que vive en los alrededores del Huitepec para exhortarlos a no dejarse engañar, para reiterarles que los zapatistas luchaban por la vida de los pobres y de toda la gente buena y honesta, y para orientarlos a buscar a la Junta de Buen Gobierno para encontrar la manera de distribuir con justicia el agua que brotaba de la madre tierra.

En cuanto al envenenamiento, la Junta de Buen Gobierno anunció que se estudiaría qué sustancias habían sido introducidas al agua. Al parecer, había sido contaminada con herbicidas. Los priístas de San Cristóbal de las Casas quisieron inculpar a los zapatistas, pero no pudieron probar esa falsa acusación. Una provocación más.

¿PREOCUPACIÓN ECOLÓGICA?

A mediados de junio, un grupo priísta intentó entrar a la reserva zapatista pretextando que quería sembrar árboles, pero con la intención de apoderarse de la zona. Como los zapatistas sostienen una movilización continua y rotatoria, pese a las confrontaciones verbales y a las amenazas, los priístas no pudieron ingresar al área protegida. En la prensa se ha demostrado que la preocupación ecologista del alcalde es puro engaño, pues se preocupa más por alentar fraccionamientos exclusivos, muchos de los cuales han atentado contra mantos hídricos de la ciudad. En cambio, la zona de la reserva ha sido protegida por los zapatistas con fines ambientalistas.

En julio se difundió que el gobierno municipal, intentaría, con apoyo federal desalojar de esa área a los zapatistas. El alcalde fue acusado de “comprar apoyo” para despojar a los zapatistas, quienes se declararon listos para resistir el desalojo de una tierra que es de sus antepasados.

CENTENARES DE PRESOS POLÍTICOS

Durante los primeros meses del 2008 otro proceso conmocionó a Chiapas. Varias decenas de presos en cárceles de ese estado se pusieron en huelga de hambre para que les restituyeran sus derechos, pues habían sido privados de su libertad sin observar un debido proceso legal y habían sido sometidos a tortura y a tratos crueles e inhumanos para obtener declaraciones autoinculpatorias. En México y en Europa hubo muchas movilizaciones de apoyo a los ayunantes.

A finales de marzo fueron puestos en libertad algunos de ellos y los demás siguieron en su lucha. El Comité de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDHFBC) planteó que se debían considerar como derecho interno los tratados internacionales firmados por el gobierno mexicano. El caso ponía en evidencia la crisis penitenciaria mexicana. Se volvió a tratar el caso de dos zapatistas encarcelados injustamente en Tabasco por un crimen que no habían cometido, calificándolos evidentemente como presos políticos a quienes el gobierno había querido utilizar para presionar a los zapatistas. Estos presos también se sumaron a la huelga de hambre. La Junta de Buen Gobierno de Roberto Barrios denunció que esos presos habían sido trasladados de Tabasco a una cárcel chiapaneca. El CDHFBC exigió que fueran excarcelados. A finales de mayo defensores de derechos humanos denunciaron el trato cruel que se daba a los presos políticos.

A principios de junio fueron puestos en libertad los dos zapatistas después de haber padecido doce años de injusta prisión. El periódico “La Jornada” recordó que el gobernador chiapaneco había reconocido al inicio de su gestión que había en Chiapas centenares de indígenas presos por causas políticas, condenados en procesos judiciales plagados de irregularidades, muchos de ellos ligados al zapatismo. Había prometido revisar cientos de expedientes que habían sido identificados como casos de represión, pero había cumplido sólo en parte y a cuentagotas. En julio, el CDHFBC denunció la persecución, agresión y amenaza de muerte perpetrada por paramilitares contra uno de los defensores de los presos políticos.

APOYO AL “LABORATORIO AUTÓNOMO INDÍGENA”'

Los zapatistas no están solos. En varias ciudades europeas se han organizado movilizaciones de apoyo a sus comunidades. En Atenas, un encuentro internacional zapatista se manifestó en contra de la embestida del gobierno mexicano contra las comunidades zapatistas, exigió que se cumplieran los Acuerdos de San Andrés y demandó la libertad de los presos políticos. Grupos anarquistas lanzaron un comunicado en el que señalan que la lucha de los zapatistas “en contra del opresivo y explotador estado de cosas, tanto en México como en todo el mundo, constituye el esperanzador ejemplo de un laboratorio autónomo indígena donde la democracia verdadera se ejerce por todos y para todos”. Consideraban la lucha de los zapatistas como expresión de la guerra social global y de muchos niveles en contra de toda forma de explotación y dominación y en contra de la descomposición de lo humano.

La Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH) en su sexta visita a México analizó las amenazas en contra de las comunidades zapatistas. Sostuvo que en la masacre de Acteal hubo responsabilidad gubernamental y, a pesar de ello, después de tantos años no se había hecho justicia y proseguía la impunidad. Constató que campesinos zapatistas habían sido agredidos y torturados y al presentar el informe de su sexta visita alertó sobre lo “extremadamente crítica” de la situación de los derechos humanos en México. Manifestó su profunda preocupación por las incursiones policiaco-militares en comunidades zapatistas. Otras organizaciones de derechos humanos evidenciaron que la movilización militar en Chiapas era de tal magnitud que no se había visto en años.

APRETANDO EL CERCO MILITAR

El Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas de Chiapas (CAPISE) ha puntualizado que, ante la decisión de los zapatistas de organizar la Otra Campaña por todo México para construir alternativas a la situación imperante, el gobierno había respondido con mayor militarización y ataques a las bases zapatistas. Se había incrementado la ofensiva en contra de los pueblos zapatistas y el Subcomandante Marcos había vuelto a la clandestinidad. El Ejército había aumentado su presencia en territorio zapatista con el pretexto del combate a la droga y el gobierno había logrado un silencio mediático -a excepción de “La Jornada”- sobre la militarización y sobre los constantes ataques a comunidades zapatistas.

Desde la llegada de Calderón a la Presidencia de la República se han establecido 79 campamentos militares en Chiapas, de los cuales 56 en territorio indígena, un 90% de ellos con tropas especiales que se apoyan en paramilitares. Los paramilitares están conformados por indígenas a los que se quiere enfrentar a los zapatistas para hacer aparecer que los problemas son por conflictos intercomunitarios. El gobierno ha lanzado operaciones militares contra autoridades civiles zapatistas, y está cerrando las pinzas con la construcción de nuevas carreteras para apretar más el cerco militar sobre la zona zapatista. En la estrategia gubernamental está también la “pantalla” de la protección al medio ambiente. Por otro lado, las organizaciones civiles de apoyo a las comunidades zapatistas se han desgastado en las campañas de liberación de presos políticos. Algunos se liberan, pero son apresados otros. El CAPISE ha encontrado que el despliegue de las fuerzas castrenses se ha redefinido de manera alarmante en contra de los zapatistas. El despliegue táctico-militar corresponde a una lógica de guerra regular e irregular, y penetra en zonas francas donde suponen se mueve “un supuesto enemigo”. El ejército violenta las zonas francas, cierra el espacio de libre movimiento que debe existir en tiempos de tregua y de paz, obstaculiza el espacio de lucha civil y pacífica propuesto por los pueblos zapatistas y muestra intransigencia contra pueblos que construyen un proyecto integral en materia de libre determinación indígena.

Así, se está mostrando el rostro de un gobierno impuesto que reprime y despoja con escandalosa impunidad. La nueva ofensiva se centra de manera muy concreta en contra del EZLN, de las autoridades civiles zapatistas, de sus bases de apoyo, y contra la Otra Campaña.

EL “OLOR DE GUERRA”

El periodista de “La Jornada” Luis Hernández Navarro escribió sobre la nueva provocación gubernamental contra el zapatismo. Aunque desde 1994 el gobierno ha querido ligar a los zapatistas con el narcotráfico para desprestigiarlos, no lo ha logrado porque los zapatistas prohiben la siembra y el tráfico y consumo de enervantes. Ni siquiera permiten beber y vender alcohol en sus territorios.

El nuevo intento, burdo, de los gobernantes para ligar al zapatismo con el crimen organizado quiere aprovechar la ola de resentimiento nacional en contra del narcotráfico tratando de erosionar las corrientes de opinión favorables a los zapatistas y poderles propinar un golpe definitivo. Los zapatistas han respondido al gobierno que los deshonestos, terroristas y narcotraficantes no están en zonas zapatistas, “sino enredados con el mal gobierno”. El periodista informó que el Ejército montó una de sus más peligrosas provocaciones en un sitio que acababa de ser visitado por el Subcomandante Marcos.

Desde La Otra Jovel, Eugenia Gutiérrez difundió un artículo que tituló “El olfato del Subcomandante”. A medio año de que Marcos dijera que “olía a guerra”, las agresiones contra los zapatistas se han agudizado en grado sumo: los testimonios de la violencia del Estado -reportada constantemente por las Juntas del Buen Gobierno, documentada por organismos civiles, y videograbada por brigadistas solidarios- dan cuenta de ese olor bélico. A pesar de esto, las comunidades, aunque están a la espera de la ofensiva militar, siguen haciendo su vida cotidiana.

UN AÑO DE ATROPELLOS

En mayo de 2008 el CDHFBC publicó su balance anual de los derechos humanos en Chiapas. Abarca de marzo de 2007 a marzo de 2008. Constata desalojos forzados, por ejemplo en Montes Azules, donde se documentaron agresiones contra comunidades que tenían varias décadas de asentamiento. Da cuenta de desalojos, asesinatos, desplazamientos, daños materiales, desaparición de poblaciones, fragmentación social de las organizaciones que tenían la posesión de la tierra. Todas, acciones perpetradas por funcionarios gubernamentales. Documenta la criminalización de la protesta social. Anota que el engranaje institucional promueve la inconformidad, la protesta y la resistencia, modifica la legislación penal y persigue y hostiga a los luchadores sociales violentando los más elementales derechos humanos. El gobierno equipara a los luchadores sociales con delincuentes y está en contra de quienes defienden los derechos humanos.

La lucha de los presos políticos por demostrar su inocencia ha evidenciado la ineficacia y la politización del sistema de justicia. No obstante, el hecho de que varios consiguieron su liberación apoyados por movilizaciones cívicas muestra que la acción solidaria puede contrarrestar la criminalización de la protesta social. El CDHFBC hizo una larga lista en donde se ve que violadores de los derechos humanos se reciclan en nuevos puestos de poder político y se sigue encubriendo a los responsables de la política genocida en Chiapas.

NO SON HECHOS AISLADOS

Hay una nueva ofensiva que va contra la población con el fin de garantizar condiciones de mayor enriquecimiento de los poderes económicos. La nueva clase política traiciona la voluntad democrática para favorecer a unos pocos a costa de las mayorías en medio de violaciones a los derechos humanos.

Después de su informe, el CDHFBC registró un número récord de incursiones militares y policiacas en comunidades de Chiapas, que responden a una lógica de contrainsurgencia, donde operan de manera mixta fuerzas militares, policiales y actores locales, en despliegues tácticos sobre territorios donde existe una población civil organizada en torno a justas demandas sociales. Los testimonios hablan de allanamientos, agresiones físicas y verbales.

Los ya numerosos operativos documentados muestran la agudización del plan de contrainsurgencia mediante el desprestigio de comunidades y organizaciones con el objetivo de ganar para el gobierno el apoyo de la población civil, estableciendo un clima de hostigamiento sicológico por medio del despliegue territorial y de reconocimiento, lo que les permite también observar la respuesta de la que es capaz la población a tales operaciones. Las incursiones militares son asistidas por actores federales, estatales y locales, no corresponden a hechos aislados y responden a una lógica de ofensiva a poblaciones indígenas en resistencia.

En junio, el ministro jubilado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación había dicho que advertía el renacimiento del delito de “disolución social”. En un manifiesto público de luchadores sociales y de personalidades se señaló que el gobierno y la derecha intentan criminalizar la solidaridad, la conciencia, el pensamiento crítico y la investigación social para proscribir y aniquilar una larga tradición de hermandad que ha caracterizado al pueblo mexicano.

SOLIDARIDAD DEL MST

Gustavo Esteva, académico comprometido con las luchas populares llamó la atención de que se ha llegado a una situación límite: ante las agresiones a sus comunidades, a los zapatistas no se les deja más opción que la defensa armada. La especialista en Derecho Indígena Magdalena Gómez consideró que los recientes operativos del Ejército y de las diversas policías en el territorio ocupado por las Juntas de Buen Gobierno zapatistas muestran la decisión de romper con el espacio de gobierno indígena que se ha logrado construir y desde la sociedad civil hay que cuestionarse por qué no existen espacios de interlocución a ningún nivel. La Comisión de Concordia y Pacificación en el Congreso de la Unión es sólo una reliquia enmohecida. Así, no hay razón para que la sociedad civil se cruce de brazos ante la embestida brutal contra las comunidades zapatistas.

A mediados de julio el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil manifestó indignación y rechazo total por las incursiones militares en las comunidades zapatistas. Este movimiento social teme que se declare una guerra abierta que el Estado mexicano procuraría legitimar, pero cuyo verdadero objetivo es la destrucción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Advirtieron que si el gobierno mexicano continúa atacando a las comunidades zapatistas, ese importante movimiento brasileño utilizará todos los medios a su alcance para generar movilizaciones de solidaridad con los zapatistas y en repudio a la política militar y represiva del Estado mexicano. Los Sin Tierra brasileños exigen al gobierno mexicano retirar las fuerzas armadas destacadas en la zona de conflicto en Chiapas.

También más de doscientos colectivos de varias partes del mundo exigieron al gobierno de México cesar sus agresiones a los zapatistas y lamentaron el silencio cómplice de los medios de comunicación mexicanos.

En México, un grupo de abogados democráticos entregó en las embajadas de Francia, Italia, Dinamarca y Alemania una carta solicitando a los respectivos gobiernos miembros de la Unión Europea recomendar al gobierno mexicano que respete la ley y deje de agredir y hostigar con el Ejército a las comunidades zapatistas. Señalaron que se estaba violando la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas aprobada hacía años por el Congreso de la Unión, así como los instrumentos internacionales de derechos humanos.

LAS NUEVAS FORMAS DE HACER POLÍTICA

Gilberto López y Rivas, con larga experiencia en el estudio de las autonomías, ha reflexionado sobre la propuesta para una nueva democracia por medio de la autonomía. Está convencido de que los zapatistas han trascendido el autogobierno y lo han profundizado a partir del “mandar obedeciendo”, de la rotación de cargos de autoridad, de la revocación del mandato, de la participación planeada y programada -en donde intervienen mujeres y jóvenes y no sólo los adultos varones-, de la reorganización equitativa y sustentable de la economía, de la adopción de una identidad política anticapitalista y de la búsqueda de alianzas. Los zapatistas han realizado un cambio cualitativo de las autonomías apropiándose de su territorio al extender el poder desde abajo. Esto ha implicado una ruptura con las viejas formas de la política.

Los zapatistas han visto a la política como algo tan serio que no puede ponerse en manos de los políticos profesionales y han creado otra forma colectiva de hacer política. Impulsan una red multiétnica de comunidades, regiones y pueblos diversos. Se preocupan por ir más allá de los conflictos intercomunitarios por linderos y recursos, dando respuestas unidas ante los embates de los estados y de las organizaciones capitalistas. Van conformando un sujeto autonómico que garantiza la cohesión interna por medio de la construcción de consensos, de una auténtica democracia verdaderamente participativa, tratando de superar divisiones étnicas y políticas, luchando contra la corrupción y los intentos de cooptación por parte del Estado. Este nuevo sujeto impulsa la movilización de pueblos y comunidades en la defensa de sus derechos y de sus demandas.

López y Rivas enfatiza que este tipo de autonomía está lejos de los estereotipos de autarquía que se les ha querido endilgar. Los procesos autonómicos producen cambios sustanciales, rechazan la aculturación modernizante y el repliegue tradicionalista y defienden de veras el bien común, la solidaridad y el respeto a la naturaleza, trasponiendo los límites de la etnicidad. Es ésa la autonomía que los poderosos, con el Estado mexicano a la cabeza, quisieran destruir completamente atacando a los zapatistas.

ZAPATISTAS: CONSTANTES EN LA VÍA PACÍFICA

El filósofo Luis Villoro ha insistido en que la democracia que quieren los zapatistas es una en la que no quepa la violencia ni la represión. Y efectivamente, han ido consolidando un proyecto de construcción de un mundo en el que quepamos todos. Con el grito “Ya basta” irrumpieron militarmente en 1994, pero pronto aceptaron el llamado de grandes sectores de la sociedad civil nacional e internacional para que en lugar de hacer hablar a las armas dieran espacio al intercambio de las palabras. Emprendieron el camino del diálogo, consiguieron la firma de los Acuerdos de San Andrés en 1996, pero fueron traicionados por el gobierno. Intentaron todas las vías institucionales hasta que en 2001 el Estado mexicano en su totalidad -con el acuerdo de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial- los ignoró con la tramposa Ley Indígena, que daba la espalda a lo fundamental de los acuerdos de San Andrés.

Desde entonces optaron por construir por su cuenta espacios de autonomía. Fuera de las primeras semanas de enero de 1994, todo su caminar ha sido en la vía pacífica. Su decisión ha sido radical en cuanto a la construcción de una nueva convivencia social, en donde se respete la dignidad, haya participación de todos, se consiga una democracia de fondo y se busque la justicia.

Los zapatistas han sido heroicos en la adopción de la vía pacífica. Pero todos sabemos que existe la legítima defensa. Los poderes opresores los han estado agrediendo con la finalidad de arrinconarlos a la única salida de la legítima defensa. La situación es muy crítica. Pero todavía podemos impedir que se arranque de la tierra esa vital planta que es el zapatismo.

ES URGENTE, EL TIEMPO SE ACABA

Todo este recuento ha tenido por objeto sensibilizar a quienes están interesados en los derechos humanos y a quienes se preocupan porque no se conculque la dignidad humana para que encuentren las formas de detener las graves agresiones que injustamente están padeciendo las ejemplares comunidades zapatistas.

Si fueran masacradas, el retroceso histórico sería muy severo y se abriría el camino para que los intentos de búsqueda de una vida mejor para la mayoría de las personas sean cruelmente reprimidos. Hay que impedir el proyecto depredador de los poderes opresivos levantando la voz, exhibiéndolos mundialmente, e imaginando y poniendo en acción medidas que garanticen la expresión pacífica de la autonomía zapatista. Y hay que apurarse porque el tiempo se acaba.

Investigador de CIESAS Occidente. Corresponsal de Envío en México.
Revista Envío
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

La guerra energética y el Apocalipsis capitalista están en marcha ¿Cómo jugará Irán?

Manuel Freytas

Antes los analistas jugaban a la ruleta con la pregunta: ¿Atacará EEUU a Irán antes de finalizar el mandato de Bush? La toma del enclave georgiano USA-UE por Moscú modificó ese interrogante: ¿Cómo jugará Irán en el conflicto del Cáucaso?

Es la pregunta clave que se formulan ahora quienes analizan las señales y los movimientos en el tablero de una confrontación que "va para largo", según las estimaciones de ambas trincheras. Bienvenidos al Apocalípsis.

Primer axioma de la guerra: El eje imperial USA-UE tiene la firme convicción de que Rusia llegó a Georgia para quedarse (es lo que expresan el poder y la prensa europeo-estadounidense) .

Segundo axioma de la guerra: Rusia sabe que ganó la primera batalla, pero la guerra continúa y ya comienza a expandirse por el polvorín estratégico de Eurasia (Moscú ya está lanzando información de que Washington y la OTAN preparan un contraataque "envolvente" en los alrededores del Cáucaso).

Preguntado el martes por el canal de TV Euronews si la decisión de reconocer a Osetia del Sur y Abjasia podría impulsar el separatismo en el Cáucaso, Medvédev afirmó que no ve tal peligro. "A menos que en alguna parte del extranjero se ocupen de esas cuestiones inventando diversos guiones para desmembrar a Rusia".

La aseveración del presidente ruso, "coincidió" casualmente con la información oficial de que Dick Cheney, el promotor de guerras itinerante de EEUU y vice de Bush, viajaba al "patio trasero" de Rusia para brindar solidaridad a sus aliados amenazados por la ofensiva de Moscú.

El vicepresidente y jefe del lobby sionista de la Casa Blanca -señalan este miércoles analistas y medios rusos- viene a organizar el contraataque del eje USA-UE para recuperar su enclave georgiano hoy en manos de Moscu.

Sus piezas: Ucrania y Azerbaiyán, desde donde -según la inteligencia rusa- Washington planea lanzar una "provocación" para obligar a Rusia a intervenir militarmente en esos enclaves "occidentales" justificando una línea de "negociación de emergencia" mediante la cual la ONU y la OTAN (brazos de USA-UE) recobren su ingerencia en el Cáucaso en desmedro de la influencia rusa.

Dick Cheney, viajaba el miércoles rumbo al estado ex soviético de Azerbaiyán para la primera parte de un viaje que formalmente busca demostrar que Washington no ha abandonado a sus aliados en la región, pese a la intervención militar rusa en Georgia, señalan agencias estadounidenses.

Azerbaiyán y Georgia (ambos limitan fronteras), búnkeres del eje USA-UE, son parte del corredor energético en disputa que desató el conflicto del Cáucaso. Azerbaiyán, a su vez, limita con Armenia, un enclave ruso, que también comparte fronteras con Turquía (aliado estratégico de EEUU) e Irán (aliado estratégico de Rusia).

El tablero de la "guerra energética"

De esta manera, Irán, un gigante que también comparte fronteras con Irak, Turquía, Afganistán y Pakistán, que limita al noreste con el Mar Caspio y toca al suroeste sus fronteras con el Golfo Pérsico, se convierte en la caja de resonancia estratégica de cualquier conflicto que estalle en el Cáucaso o en los corredores euroasiáticos del gas y petróleo, el botín de guerra de Rusia y el eje imperial USA-UE.

En ese polvorín de la "guerra energética", todo lo que pasa repercute en Teherán y en sus fronteras, y todo lo que pasa en Irán se expande rápidamente a sus vecinos, y, todos juntos, representan el corazón estratégico de la guerra intercapitalista por áreas de influencia y recursos energéticos que disputan Rusia y USA-UE.

El que gane (si antes no vuela el planeta) se queda con el premio mayor: El nuevo "orden mundial" y la redistribución del poder capitalista a escala planetaria.

Cuando hablamos de la cadena "energética", no estamos hablando de la cadena de la "felicidad" sino de un mapa geopolítico-económico que define la supervivencia de las potencias y del mundo (hecho a imagen y semejanza del capitalismo) en los próximos años.

El petróleo y el gas (bienes cada vez más escasos y en extinción), el motor de los motores de la economía mundial, configuran el recurso básico esencial para la supervivencia de las potencias centrales y representan el eje detonante estratégico de los conflictos militares en marcha que pueden convertir a Wall Street y a los "mercados" en tierra arrasada y en llamas.

Razón más que suficiente, para que la prensa "occidental" retacee "cobertura especial" y minimice la valoración y el significante de la guerra (ya desatada) por el control de esos recursos entre Rusia y el eje USA-UE, con protagonistas potenciales (a punto de ingresar) hoy todavía situados en la periferia del conflicto, como Irán, Turquía, China, India, Afganistán, Israel, Irak y Pakistán.

Como ya lo expresamos en otro informe (ver Petróleo: Elija el Apocalipsis que más le convenga) la combinación del cóctel petróleo-crisis financiera-inflación = hambre y conflictos sociales generalizados va hacia un desenlace inevitable: Colapso del sistema capitalista a escala global. En esta percepción, y con distintas modalidades "interpretativas", coinciden desde expertos de izquierda y de derecha hasta las máximas autoridades y entidades económicas y monetarias del "sistema".

La profundización del conflicto entre Rusia y el eje USA-UE (y los conflictos conexos como el de Irán y Medio Oriente) va a traer como consecuencia inevitable una suba imparable del petróleo.

Un nuevo desenlace en cualquiera de sus frentes (y a modo de proceso dialéctico y escalonado) repercutirá en una nueva escalada en el precio de los alimentos, y la suba de los alimentos se convertirá en inflación, y la inflación con detención de crecimiento económico conducirá a la estanflación (combinación de recesión con inflación), y la estanflación conducirá a la devaluación del salario y despidos de empleados y obreros en masa, y los despidos, la falta de poder adquisitivo y la suba de precios conducirán (inevitablemente) a las protestas, las huelgas y los estallidos sociales que ya se verificaron en los últimos meses en los cinco continentes, incluidos los países centrales.

Además, el estallido de la guerra energética se complementa con el cuadro de la crisis económica estructural del sistema capitalista que ya se proyecta con una amenaza de recesión a escala global con epicentro en la debacle bancaria-hipotecaria de EEUU.

Los índices oficiales (los números concretos) muestran aquello que analistas y especuladores interesados de Wall Street intentan ocultar para prolongar la fiesta "cortoplacista" de las acciones financieras: La economía ya está ingresando a la recesión global de la mano de las dos primeras potencias: EEUU y Europa.

En los últimos días, tanto la Reserva Federal de EEUU como el Banco Central Europeo, e instituciones como el FMI, el Banco Mundial y la OCDE, señalaron que las economías de Europa y de EEUU pararon de crecer, y la desaceleración se acentúa de la mano de la baja del consumo y la suba de los alimentos y la energía.

Y aunque caigan (temporalmente) el precio del petróleo y de las materias primas (como de hecho está sucediendo) eso ya no se verifica como una suba del consumo, dado que las variables de la economía ya están dañadas por el proceso inflacionario estructural de arrastre que impide una reactivación del poder adquisitivo de las mayorías.

El punto de convergencia de ambos factores, la guerra energética y la crisis económica-financiera, marca las agujas del reloj del sistema capitalista a escala global. Ambos se retroalimentan para detonar un desenlace encadenado. Bienvenidos a la mecha progresiva del Apocalipsis.

El efecto dominó acechante

Y hay factores explicativos sobre el efecto dominó acechante: EEUU, la Unión Europea, China, Japón, India, las primeras economías del mundo son dependientes gasíferas-petroleras: No se autoabastecen, carecen y/o deben importar energía para sostener sus gigantescas infraestructuras capitalistas alimentadas con gas y petróleo.

Y hay otra señal clara del efecto dominó acechante en la "guerra energética": Irán, Arabia Saudita, Irak, los países del Golfo producen (extraen) petróleo primario pero carecen de las redes relevantes de distribución y de industrialización que si tiene Rusia extendidas por todo el mapa de Eurasia. Y que -obviamente- USA-UE intentan arrebatarle (o sustituir por sus propios corredores) para asegurar su supervivencia como eje "unipolar" del sistema capitalista.

Rusia, no solamente se "autoabastece" en el proceso de extracción e industrialización sino que además es la primera potencia gasífera del mundo, y de su extendido de corredores energéticos dependen desde las potencias europeas, China, Japón hasta el propio Israel.

Además -y a diferencia del resto de los grandes productores petrolíferos primarios- Rusia es una superpotencia nuclear (la segunda después de EEUU), y cualquiera que intente privarla de su recurso de supervivencia esencial se expondrá a sus cabezas nucleares que apuntan a las ciudades centrales del capitalismo "occidental" desde plataformas terrestres, buques, aviones y submarinos.

Este es el punto central que permite definir el conflicto Rusia vs. USA-UE como económico-militar-nuclear, cuya fase extrema puede desatar un Apocalípsis planetario en versión tecnológica.

No se trata de los Profetas, sino de un encadenamiento de procesos (interactivos) desatados por el control de la energía que pueden conducir finalmente a un resultante: El estallido nuclear. Hoy ya considerado como hipótesis válida por los planificadores y expertos militares.

De manera tal que, que el entramado estratégico de las redes energéticas euroasiáticas (el corazón petrolero-gasífero mundial) define no solamente el destino del planeta a corto y mediano plazo sino que también define si el planeta va a llegar a su destino vivo o muerto.

Y habría que preguntarle a la CNN y al resto de las cadenas planetarias (europeas y estadounidenses) de la "información" cuál es la razón que esgrimen para situar al conflicto del Cáucaso por debajo del conflicto en Bolivia en la "valoración" diaria de la noticia.

¿Y cómo va a jugar Irán?

Es la pregunta "del millón" que surge inevitable de los cerebros excitados de los analistas "occidentales" a los cuales el estallido del Cáucaso les quebró definitivamente las coordenadas mentales.

Irán, para expresarlo de alguna manera, es la "gran frontera" que une las partes centrales y estratégicas de la guerra de Rusia con el eje USA-UE por el control de los recursos energéticos estratégicos y la hegemonía del nuevo orden mundial.

Por las líneas geopolíticas iraníes se trasmiten y retrasmiten los teatros de conflicto que atraviesan la escala comprendida entre Eurasia y Medio Oriente, cuyos desenlaces impactan directamente en las fronteras de Irán, ubicadas entre el Mar Caspio y el Golfo Pérsico, las llaves estratégicas del petróleo y la energía mundial.

Es decir que (y por lógica de osmosis) Irán ya forma parte esencial del conflicto del Cáucaso que se puede proyectar por sus fronteras al Golfo Pérsico, a Irak y al Medio Oriente.

La importancia estratégica de Irán en el tablero de la guerra energética se da por dos razones principales:

A) La mayor potencia del mundo islámico es una llave estratégica para el dominio y control militar de la región del Golfo Pérsico y del llamado "triángulo petrolero" (Mar Negro-Mar Caspio-Golfo Pérsico), por donde pasa más del 40% de la producción petrolera y gasífera mundial, un elemento clave para la supervivencia futura de las potencias capitalistas del eje USA-UE.

B) El potencial surgimiento de Irán como potencia nuclear-petrolera-islámica, aliada estratégica de Rusia y de China (potencias desequilibrantes en el orden imperial hegemónico vigente) pone en peligro la supervivencia del Estado de Israel y la supremacía del control económico, geopolítico y militar estratégico del poder imperial USA-UE en la decisiva región del Medio Oriente y del Golfo Pérsico.

Así como Rusia representa la "barrera" geopolítica y militar a vencer para la conquista de Eurasia y de sus recursos energéticos (vitales para la supervivencia futura del eje USA-UE), Irán es la piedra que hay que remover para complementar el control sobre las rutas y las reservas energéticas del Medio Oriente.

Esto explica porqué, desde que estalló militarmente el Cáucaso, Irán potencialmente ya está en guerra.

Y la guerra de Moscú es la guerra de Teherán, por dos razones estratégicas centrales:

A) Irán no se autoabastece en tecnología militar y es dependiente de Rusia para su equipamiento de Defensa ante el agendado ataque de Israel y de EEUU.

B) Irán no es una potencia nuclear, y depende del "paraguas atómico" de Rusia no solamente para desarrollar su propio programa sino para neutralizar la presión militar-nuclear del eje USA-UE-Israel.

Razones de peso para afirmar que Irán (a diferencia con China, el otro socio de Moscú) está obligado, en su guerra particular de supervivencia con el Estado judío, a jugar como pieza central de la estrategia de Moscú en el Golfo Pérsico, Irak y el Medio Oriente.

Por más que "coquetee" ensayando acercamientos y alejamientos con Washington, al régimen de los ayatolas no le queda otra que sumarse a la trinchera rusa ante el menor ruido de misiles en el Mar Negro o en el Cáucaso. Se trata de la supervivencia, el límite del juego diplomático de las "disuasiones" que viene practicando Teherán.

Irán ya ingresó en la guerra con una (por ahora) diferencia acentuada respecto del status anterior al estallido del conflicto en Georgia: Teherán ya no es el blanco principal.

Bush y Cheney, están sobrecargados de trabajo con el Cáucaso. Allí, llegó este miércoles el vicepresidente y embajador plenipotenciario de la guerra imperial estadounidense. Con un fosforito bajo el brazo, claro está.
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

Apuntes sobre el Che

John William Cooke

"La memoria del Che no admite otro atributo que los de esa voluntad de militancia que guía a los núcleos que buscan como mejor pueden, formas y métodos para iniciar el proceso de enfrentamiento violento con las fuerzas de la explotación"

"La discusión de la guerrilla como la vía para la emancipación latinoamericana continuará por mucho tiempo. Pero deseamos diferenciar entre los discrepantes puntos de vista que resulten de una apreciación honestamente revolucionaria de los hechos, y los recursos confucionistas que se valen del drama boliviano para: a) utilizarlo como argumento para descalificar, sin base en un examen riguroso de los hechos, las tesis militares del Che; b) reducirlo en una ordalía en que se demostraría que esas tesis eran correctas si triunfaba y falsas en caso contrario; c) presentar a Guevara como propugnador de la concepción guerrillerista pasando por alto que eso era una amplia y rica concepción revolucionaria"

Leer texto completo [PDF]

Nota de La Haine: John William Cooke fue un revolucionario, dirigente de la resistencia peronista, delegado personal de Perón, y fundador de la corriente revolucionaria del peronismo. Combatiente en Playa Girón (Cuba) presidió la delegación argentina a la OLAS.

Apuntes sobre el Che es un texto escrito por Cooke antes de su muerte en 1988. fue publicado en la Revista Compromiso, Buenos Aires, n 3, recopilados y con prólogo de su compañera Alicia Eguren, también revolucionaria desaparecida en 1977.

--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

Mc Donald´s en la Televisora Venezolana Social

Simón Rodríguez Porras

En TVES el patrocinio capitalista no quita el discurso socialista :: El cantautor argentino Kevin Johansen no había visto el canal TVES, cuando escribió la canción "Mc Guevara´s o Che Donald´s"

En la que ironiza acerca de la comercialización de la rebeldía, convertida en moda, y la banalización de la imagen del guerrillero, convertida en mercancía.

La ácida ironía de amalgamar al Che, símbolo revolucionario, con un símbolo de la globalización capitalista y el imperialismo, como lo es Mc Donald´s, fue superada cuando esa misma transnacional contrató pautas publicitarias con TVES, canal de televisión a cargo de un gobierno que se proclama socialista.

La creación de la Televisora Venezolana Social fue el resultado de un importante triunfo del pueblo venezolano sobre el fascismo. A cinco años de que la movilización popular derrotara al golpe fascista de abril de 2002, en el cual tuvieron un rol protagónico los medios de comunicación privados, venció la concesión del canal RCTV y el gobierno decidió no renovarla. RCTV había violado sistemáticamente las condiciones de la concesión que usufructuó durante veinte años, y había cometido numerosos crímenes en el marco de su campaña de guerra sucia contra el proceso revolucionario venezolano. Por ello, la no renovación de la concesión fue vista ampliamente como una medida democrática y justa, aunque reflejaba una política muy limitada, ya que no se tomaron medidas similares en contra de otros canales golpistas como Venevisión y Televen, cuyas concesiones también vencían.

TVES vino a reemplazar la señal de RCTV en mayo de 2007. Aunque el nuevo canal tuvo desde sus inicios deficiencias de programación, la incorporación de publicidad comercial de transnacionales como Mc Donald´s marca una de las trasgresiones más claras a uno de los principios que justificaron la creación del canal. Se declaraba que TVES venía a contrarrestar el predominio de la televisión comercial en la utilización del espectro radioeléctrico en Venezuela. Este retroceso de la televisora ocurre en un año que ha visto un claro viraje hacia la derecha en la política gubernamental. En la jerga oficial se le ha denominado “la alianza estratégica con la burguesía nacional” a este viraje, que también se refleja en la política exterior del gobierno.

En TVES, como buen Che Donald´s (o Mc Guevara´s), el patrocinio capitalista no quita el discurso socialista. Pero no ha sido sin méritos que Mc Donald´s se ha convertido en blanco del repudio de los movimientos sociales en la última década. Con más de 30.000 establecimientos en 119 países, Mc Donald´s representa la globalización del capital. Cada día se abren más de 3 locales de esta empresa, y ella es el primer consumidor mundial de Coca Cola, otro producto infame.

De acuerdo con el informe anual de 1995 de la empresa, "la visión de McDonald es dominar la industria global del servicio de alimentación". (winred). En Venezuela, existen 135 locales de esta empresa, y más de 8 mil trabajadores son sometidos a su régimen de explotación. (http://mcdonalds.wikot.com/mcdonalds.html)

También se trata de un símbolo del consumismo irracional, pues representa a cabalidad la contradicción entre las necesidades humanas y la lógica de la acumulación de capital. Esta última es la que determina el crecimiento exponencial de una industria de alimentos que no alimentan, y que destruyen la salud de quienes pagan por consumirlos. Desde el punto de vista ecológico, la actividad de esta empresa también es un auténtico desastre, pues supone la destrucción de millones de hectáreas de bosque para la siembra de granos destinados al alimento de las reses que van a parar en sus hamburguesas.

Los animales criados en granjas mecanizadas, con sus altísimas dosis de antibióticos y hormonas de crecimiento también representan una seria amenaza para la salud humana. En Europa se sacrifican medio millón de estos pollos de fábrica cada semana para alimentar la Mc industria.

El documentalista Morgan Spurlock, en el documental "Super Size Me", se somete durante un mes a una dieta en la que sólo consume productos vendidos por Mc Donald´s, y demuestra el peligro que estos representan para la salud, al aumentar en más del 11% su peso corporal y llegar al borde de un colapso hepático. Otra filmación de Spurlock, llamada "Smoking Fry", muestra una ración de papas fritas de Mc Donald´s que al cabo de 10 semanas no se había descompuesto, mientras que una hamburguesa Big Mac tardó 5 semanas en comenzar a descomponerse. Curiosamente, es comida basura que no se descompone.

Mc Donald´s invierte más de dos mil millones de dólares anuales en publicidad, como la transmitida por TVES, para promocionar sus productos, cuyo contenido adictivo puede causar cierta compulsión entre sus consumidores.

Esta empresa capitalista lleva a los extremos su afán explotador, lo cual explica en gran medida su éxito económico, al consagrar políticas como la de no permitirle a sus trabajadores constituir sindicatos, nunca pagar las horas extra de trabajo, o contratar personal por menos de lo legalmente establecido como salario mínimo. En 2005, un tribunal argentino condenó a Mc Donald´s por encubrir a través de pasantías de estudiantes secundarios lo que en realidad eran contratos de trabajo, pagados bajo cuerda. (http://www.cta.org.ar/base/article5651.html)

La humillación es coronada por la exigencia patronal de que el personal sonría permanentemente. Con razón, en 1991, el escritor estadounidense Douglas Coupland acuñó el término "Mc Trabajo" para designar aquel empleo "de poca dignidad, poco beneficio y sin futuro, en el sector de servicios".

La ferocidad con la que la publicidad de esta empresa se dirige al público infantil sólo es superada por el ensañamiento con el que explota a miles de trabajadores. Nada más en la ciudad china de Shenzhen, más de 600 adolescentes son explotadas en jornadas de entre 14 y 18 horas diarias, mientras que se les descuenta del magro salario el "alojamiento" en la propia fábrica, cuyas ventanas son rematadas con barrotes. Con la anuencia de la dictadura capitalista china, Mc Donald´s y otras transnacionales operan estas fábricas en las que trabajan, comen, duermen, y viven hacinados la mayor parte del tiempo, estos esclavos del siglo XXI.

Durante una pesquisa en agosto de 2003 se descubrió que los juguetes que Mc Donald´s entregaba en sus cajas felices eran elaborados en China por niños y adolescentes sometidos a jornadas de trabajo que se extendían hasta las dos de la madrugada, a cambio de salarios absurdamente bajos.
(http://www.penelopes.org/Espagnol/xarticle.php3?id_article=694).

He ahí la naturaleza criminal del crecimiento económico chino y del éxito de un gigante transnacional.

Cajas felices elaboradas por esclavos, empleados sonrientes sin derecho a la sindicalización, comida basura para niños. Tal es el capitalismo del siglo XXI, al que TVES hace publicidad.

Simón Rodríguez Porras es militante de la Unidad Socialista de Izquierda.

La Haine
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

Crimen organizado e histeria colectiva: el marco perfecto para la represión

Lorena Aguilar Aguilar

Lo más preocupante que ha generado esta situación es que ahora cualquier abuso policial que se cometa quedara plenamente justificado ante la sociedad presa del miedo y la sicosis.

Desde hace ya varios meses se viene respirando un clima de inseguridad en la ciudad de Mérida, la percepción de los habitantes ha cambiado de manera radical: ya no se vive en la “ciudad blanca” donde nada pasa, ahora nos percibimos mucho más vulnerables ante las olas de asesinatos que el crimen organizado ha venido dejando a lo largo y ancho del país, aunque la mayoría de ellos se han dado con la complicidad de las propias autoridades.

Dentro de este contexto se han alzado voces de manera histérica exigiendo combates mucho más efectivos en contra de la delincuencia, pero claro de esas voces ninguna ha exigido que el problema sea atacado desde el fondo, es decir, nadie ha pedido acabar con la desigualdad social, nadie ha pedido mejores oportunidades de trabajo para jóvenes de los sectores populares, nadie ha pedido que estos mismos jóvenes sean incluidos en las agendas de las clases políticas,que tengan acceso a una educación, salud y bienestar de calidad que les pueda permitir un modo digno de vida. De todas las voces que se han levantado nadie ha exigido justicia y seguridad social.

Aprovechando el clima de nerviosismo que se ha generado en la ciudad a raíz de los “levantones”, decapitados, cateos a casas particulares y demás tipos de actos, todos vinculados al narcotráfico, se han lanzado mensajes por Internet y celular con el objetivo de crear una especie de histeria colectiva entre la sociedad, en estos mensajes se habla de una serie de asesinatos que el narcotráfico podría llevar a cabo.

El objetivo de los mensajes que circularon se cumplió. Se logró generar una especie de sicosis, sobre todo entre familias de la zona norte de la ciudad, la clase media alta y alta, ante la supuesta amenaza de que se secuestrarían y asesinarían a 50 personas escogidas al azar si las autoridades no retiraban los retenes que se instalaron supuestamente para combatir la delincuencia organizada.

Los mensajes que circularon vía email y celular han sido el marco perfecto para el despliegue policial e incluso militar desproporcionado que se ha dado en Yucatán. Ahora bajo el pretexto del combate al narcomenudeo se justifica la violación a la libertad de tránsito que se esta dando. La presencia de cuerpos policíacos y militares, lejos de mantener la calma han contribuido a alimentar el clima de nerviosismo que impera en estos momentos.

Por una parte es comprensible el estado de alarma que pueden llegar a causar los hechos de las últimas semanas y meses, no solamente en el estado, si no también en el resto del país, pero por otra parte me pareció sorprendentemente absurda la facilidad con la que se manipula a la población cuando no se tiene claro cual es el problema de fondo.

Una cadena de mensajes sin fundamento pusieron en zozobra a los habitantes, quienes piden a gritos a las autoridades que se fortalezcan las medidas de seguridad y castigos más efectivos a los delincuentes, sin reflexionar un momento que es lo que esta generando esta serie de hechos, simplemente se limitan a escuchar y repetir, sin reflexionar, lo que dicen los medios masivos de comunicación, los cuales le han contribuido de manera activa con el ambiente de temor que se esta dando.

Para la mayor parte de la sociedad, embrutecida por los mass media, ha sido mucho más cómodo actuar de manera neurótica que enfrentar la realidad; no son capaces ejercer un punto de vista crítico, ya que se les ha sido eliminado, no hacen más que repetir lo ven y escuchan.

Sin embargo, lo más preocupante que ha generado toda esta situación es que a partir de ahora todo abuso policial o cualquier acto represivo que se lleve a cabo bajo el discurso de combatir el crimen organizado o el narcotráfico o lo que se les ocurra inventar en estos momentos no solamente estará plenamente justificado, si no también que será aplaudido por todo aquel que presa del miedo y completamente idiotizado por la radio y la televisión exige a gritos que se ponga un alto a la violencia en el país, claro sin sentarse a reflexionar en lo más mínimo.

Le han tomado la medida a la sociedad que ha caído en este sucio juego; los medios de (des)información van alimentado el miedo colectivo que genera el crimen organizado para que de esta manera las autoridades puedan legitimar un despliegue policial que raya en lo represivo sin tener la más mínima intención de combatir realmente las causas de fondo que originan la delincuencia, mientras tanto esta continúa campeando a sus anchas, y así estamos encerrados en un círculo que parece no se romperá.
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

La APPO, dos años después: ¿a dónde va el movimiento social de Oaxaca?

La intención de concentrar esfuerzos en la organización directa, horizontal y comunitaria, y el rechazo a depender de partidos políticos, del gobierno u organizaciones jerárquicas es muy prometedora

La entrada del otoño en Oaxaca marca el inicio de un período de conmemoraciones. Las marchas por José Jiménez Colmenares y Lorenzo San Pablo Cervantes, miembros caídos de la APPO, ya se han hecho presentes serpenteando las calles de la ciudad, deteniéndose en los lugares de los respectivos asesinatos en 2006, realizando ceremonias en la Catedral. En los próximos meses Oaxaca verá veinticuatro marchas luctuosas más; la cifra no hará sino crecer mientras se llevan a cabo esfuerzos por identificar los por lo menos ocho cadáveres descubiertos hace poco en tumbas clandestinas dentro del cementerio principal de Oaxaca.

En lo que representa toda una vida desde la perspectiva de los movimientos sociales y apenas un parpadeo para la historia de largo aliento, han pasado poco más de dos años desde que el pueblo de Oaxaca estalló en una rebelión espontánea pero profundamente arraigada en contra del brutal gobierno de Ulises Ruiz Ortiz (URO) y todo lo que representa. La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) se formó apenas unos días después de que las tropas de asalto de URO organizaran redadas en el centro de la ciudad el 14 de junio de 2006 en un intento por retirar el campamento de maestros en huelga (tras reagruparse, los maestros y sus simpatizantes volvieron a tomar el Zócalo).

En esencia, la APPO nació como un grupo horizontal impulsado por el consenso y arraigado en las prácticas indígenas milenarias de las asambleas. David Venegas, participante de la APPO y miembro del grupo anarquista VOCAL escribió hace poco en el diario Noticias de Oaxaca que "Olvidan e ignoran que la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca es naturalmente opuesta al poder. Pues la horizontalidad, respeto por el consenso y el diálogo respetuosos son los principios fundamentales de la asamblea".[1]

Durante más de cinco meses, la APPO controló la ciudad de Oaxaca y de gran parte del estado. No fue hasta que Vicente Fox, en una de sus decisiones de despedida del cargo presidencial, envío a la policía paramilitar federal el 25 de noviembre que URO recuperó "el control". Sería más preciso señalar que la APPO perdió el control físico y nada más. Ha corrido mucha tinta en torno a aquellos "días de libertad", como los llamaba un amigo, tanta que es innecesario hacer una crónica en este espacio. Recomiendo a quienes tengan interés en los detalles la lectura de The People Decide: Oaxaca’s Popular Assembly de Nancy Davies, disponible en NarcoNews.com.

A dos años, ¿qué queda en Oaxaca? ¿La APPO quedó reducida a mero mecanismo para recordar a sus miembros caídos? ¿Se vale decir, como URO afirma con insistencia epiléptica, que "aquí no pasa nada"? ¿O lo que vemos es la crisálida de un movimiento que se vuelve a consolidar para resurgir con la misma efervescencia pero con renovada asertividad? Sin duda, hay mensajes encontrados y estamos lejos de prever lo que esté por venir. El panorama resulta fácilmente sombrío.

Para empezar, la APPO, a efectos prácticos, ya no existe como asamblea que se reúne, toma decisiones colectivas y toma acción pública. No obstante, muchas organizaciones que formaron parte de la APPO siguen usando este nombre al difundir sus acciones y enviar comunicados que, irónica o trágicamente, suelen incluir denuncias contra otras organizaciones que también pertenecieron a la APPO y también recurren al mismo sello. Claro que, en el mejor de los casos, esto genera confusión y, en el peor, desánimo y desilusión.

No hay divisiones claras, pero el conflicto más o menos puede dejar ver dos bandos generales: quienes han elegido aprovechar el peso político y social de la APPO para adentrarse en el sistema político vigente y tratar de sacar lo que se pueda, y quienes rechazan toda relación con el sistema que en 2006 mataba y desaparecía a sus camaradas. Esto ha creado, como bien señala Kiado Cruz, editor de OaxacaLibre.org, "una parálisis generalizada"[2] dentro del movimiento social y en su formulación actual no hay esperanza de avance.

Este desacuerdo se ha traducido en la reducción de despliegues de movilización social bajo las pancartas de la APPO y, asestando nuevos golpes a la organización hoy carente de capacidad de acción, las disputas entre ambos bandos suelen ser públicas. Un ejemplo de esta mutua animosidad tuvo lugar durante una marcha celebrada el 10 de agosto para conmemorar el asesinato de José Jiménez Colmenares. Mientras la procesión se detenía en el lugar en el que cayó Jiménez, un grupo de anarcopunks dejó pintas en las paredes del edificio desde el que Jiménez fue ultimado a tiros. Un par de pintas denunciaban a Zenén Bravo: "Nuestros muertos no caben en las urnas. ¡Entiéndelo, Zenén!", gritaban los muros.

Bravo, ex miembro del consejo de la APPO y organizador del Frente Popular Revolucionario (FPR), un grupo marxistaleninista - estalinista, es hoy diputado del estado. Elegido en 2007, su decisión de contender conjuntamente por el PRD-TConvergencia (partidos políticos de "centro izquierda") fue un terrible golpe para la integridad de la APPO que, por regla general, rechazaba toda participación con partidos políticos y política electoral.

Después, durante la marcha, Germán Mendoza Nube, otro líder del FPR, vio su discurso interrumpido con gritos de "traidor". Los miembros del FPR echaron a correr hacia quienes gritaban (anarcopunks, miembros del grupo anarquista VOCAL y otras personas) y casi estalló una trifulca callejera entre miembros de la APPO. Al día siguiente, a la par de la disputa mencionada en los medios, el sitio "oficial" de la APPO exageraba el incidente y denunciaba a VOCAL. La semana subsiguiente hubo una marcha por Lorenzo San Pablo, otro miembro de la APPO que fue asesinado, organizada por VOCAL, pero el sitio "oficial" de la APPO no consideró pertinente hablar del asunto.

Mientras esta disputa se evidencia en las calles y en Internet, los miembros de la APPO que están sedientos de poder siguen en pleno romance con sus otrora opresores y ahora colegas, al tiempo que quienes desean mantenerse leales a la premisa original de la APPO proponen la construcción de algo nuevo. Es precisamente esta etapa de consolidación, deliberación y reconstrucción lo que alimenta la esperanza de un movimiento social triunfante. En las últimas semanas se consolidaron diversas iniciativas a modo de muestra de esta nueva trayectoria:

* Se llevó a cabo un foro ciudadano de cinco días en la zona residencial de Reforma a principios de agosto. El foro retomó el aliento del éxito comunitario al impedir la construcción de un Chedraui, un supermercado tipo Wal-Mart, después de que la empresa, a las 4 de la madrugada, talara 200 árboles en el parque donde esperaban levantar la tienda. El foro no se limitó a discutir qué hacer con el espacio ralo; también se abordó el tema "la democracia participativa, la ciudad que queremos"[3], y los problemas que enfrenta cada barrio de la ciudad y qué medidas pueden tomarse colectivamente para resolver dichos problemas en forma independiente de los partidos políticos y el gobierno.

* Está en curso el diplomado de "investigadores descalzos", organizado por VOCAL y el proyecto de educación alternativa Universidad de la Tierra (Unitierra). Este proyecto de ingreso libre y gratuito organiza reuniones de cinco horas cada dos semanas durante varios meses con el propósito de realizar, entre otras actividades, "una reflexión sistemática sobre la situación económica, social y política de Oaxaca, con perspectiva nacional y mundial, con énfasis en los movimientos sociales autónomos; es decir los que luchan desde la base para transformar la sociedad sin la toma del poder del estado."[4]

* En fechas más recientes, se celebró la Primera Asamblea de Estaciones de Radio Comunitarias y Libres/Piratas en Zaachila, Oaxaca, a fines de agosto. Las estaciones participantes crearon una asamblea permanente para promover y defender a las estaciones de radio comunitarias e indígenas, una de las herramientas más importantes para el movimiento social y objeto constante de ataques del Estado.[5]

En una reciente entrevista con Noticias, Gustavo Esteva, presidente del consejo de Unitierra y académico de largo aliento especializado en movimientos sociales, destacó que "Sin duda "... en 50 años de estudio de la situación social en Oaxaca, "nunca he visto tanto movimiento y efervescencia abajo", lo que debe de preocupar al gobierno... Explicó que esta efervescencia social es "invisible para los medios de comunicación porque no es nada espectacular; no se define por marchas, sino que se concretiza en iniciativas por la generación de un nuevo tejido social".[6]

En una reflexión sobre este nuevo movimiento, Kiado Cruz propone nombrarlo "comunalicracia": "Es importante reflexionar en la acción si nuestro movimiento es mas allá de lo ideológico o somos un movimiento que tiene un rostro y un corazón que intuimos viene de lo mas profundo de nuestra forma de pensar, de sentir y de actuar heredada de nuestros antepasados... Si esta intuición la confirmamos entre tod@s podremos definir los caminos constructivos de esa acción."[7]

Queda por esperar el resultado de estos foros, seminarios y asambleas. No obstante, está claro que si bien la APPO puede estar fragmentada, tanto por las divisiones internas como por la represión del gobierno, la voluntado del pueblo por continuar la lucha se mantiene incólume. La intención de concentrar esfuerzos en la organización directa, frente a frente, horizontal y comunitaria, así como el rechazo a interactuar o depender de partidos políticos, del gobierno o de organizaciones jerárquicas es muy prometedora. Garantiza que aquello que surja será un movimiento genuino del pueblo oaxaqueño. Un movimiento cuya orientación, acciones y victorias serán del pueblo.

Como lo señala David Venegas, "El poder, por mas que se lama las heridas superficiales que le ha dejado sobre el cuerpo la acción insurrecta del pueblo en 2006, y aunque se pinte y se adorne con palabras de paz social, reconciliación y desarrollo en su cuerpo horrendo, no será capaz de curarse de la herida mas profunda provocada por el pueblo en 2006, la herida producida en la fuente misma de su fortaleza por la conciencia ganada de nuestros pueblos de lo insostenible de su situación y de la necesidad de luchar incansablemente hasta obtener justicia, libertad, dignidad y paz verdaderas. Es esta la herida mortal que permanece en el corazón del poder y de la cual no ha de recuperarse jamás".[8]

Notas

1. Venegas, David. "El equilibrio del poder." Noticias - Voz e Imagen de Oaxaca. 13/8/08. http://vocal.lahaine.org/articulo.php?p=179. Noticias no publicó la sección de Opinión en su sitio web. http://www.lahaine.org/index.php?p=32214

2. Cruz, Kiado. "Dar vuelta a la esquina." Oaxacalibre.org. 24/8/08.

3. http://www.kaosenlared.net/noticia/oaxaca-ciudad-de-ciudadanos

4. http://lahaine.org/index.php?p=17134

5. oaxacalibre.org

6. Matias, Pedro. "Incompetentes juegan con fuego: Gustavo Esteva" Noticias - Voz e Imagen de Oaxaca. 3/8/08.

7. Ver Cruz, Kiado, op. cit.

8. Ver Venegas, David, op. cit.

Traducción del inglés de Atenea Acevedo. VOCAL, http://vocal.lahaine.org
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

Entrevista a Lucia Morett, sobreviviente al ataque criminal de Uribe al campamento de las FARC

Soy definitivamente antiimperialista, bolivariana; me considero, obviamente, de izquierda. Soy marxista, también soy sandinista, soy guevarista, soy zapatista.

En un reportaje de la revista nicaragüense 'El 19' , del día 28 de agosto de 2008, Lucia Morett, estudiante mexicana sobreviviente del ataque ilegal por parte del ejército colombiano a un campamento de las FARC en Ecuador narra los terribles sucesos vividos y como le cambiaron la vida; sin embargo se mantiene firme en sus ideales anti-capitalistas que tienen sus raíces en la historia de su familia. En la entrevista se muestra como Lucia no es una delincuente, como la han pretendido presentar el gobierno colombiano de Alvaro Uribe y los medios de comunicación mexicanos, que junto con Felipe Calderón están al servicio del imperialismo yanqui. Por su nivel de importancia, reproducimos a continuación el reportaje:

Lucía Andrea Morett Alvarez estudiaba la carrera de Literatura Dramática y Teatro en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hasta que asistió a un congreso bolivariano en Quito, Ecuador, a finales de febrero pasado, y luego enrumbó hacia un campamento clandestino de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ahí su vida cambió para siempre. Un feroz e ilegal bombardeo del Ejército de Colombia, en territorio ecuatoriano, acabó con Raúl Reyes, el segundo de las FARC, y cuatro de sus compañeros mexicanos de estudios, entre numerosas víctimas. Morett, de 27 años, se declara abiertamente "antiimperialista, marxista, sandinista, guevarista y zapatista". Rechaza categóricamente los señalamientos de pertenecer a las FARC y sostiene, como en ocasiones pasadas, que visitó dicho campamento por razones académicas.

Acepta con orgullo ser hija de padres involucrados en la izquierda: su madre es sobreviviente de la masacre perpetrada en la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelolco, el dos de octubre de 1968. Su padre estudió en la Universidad de Chapingo y trabajó en el Departamento de Sociología Rural.

Participó en la huelga universitaria de 1999 por la gratuidad de la educación, pasando Navidad y Año Nuevo en las instalaciones del Alma Mater. En este mismo recinto fue parte de la Cátedra Libertador Simón Bolívar.

Su abuelo materno trabajó en un pueblo de la Costa del Golfo de México en la Huasteca Petroleum Company , involucrándose en la expropiación y nacionalización petrolera que realizó el gobierno de Lázaro Cárdenas.

"Justo en el pueblo donde se fue mi abuelo, ahí vivió Sandino, es una cosa que yo desde chica he conocido. He estado cercana a Nicaragua de alguna forma, por eso: por saber que en ese pueblo vivió Sandino. Ahí mi abuelo conoció a mi abuela. El pueblo es muy pequeño, en la Huasteca", asegura.

También estuvo, en 2001, en una concentración universitaria en la que fue oradora, junto al Subcomandante "Marcos", del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN): "Me tocó leer, por sorteo, un comunicado de bienvenida".

¿Qué hacía en México? ¿Cómo era su vida?

-Yo había hecho mi servicio social, más o menos hacía un año, en una radio pública, y trabajaba en el Sistema Nacional de Noticiarios, del Distrito Mexicano de la Radio. Estaba en un área llamada Asuntos Especiales, y me encargaba de coordinar las entrevistas con las personas que iban a ser entrevistadas para el noticiario sobre un tema en concreto, algún tema de relevancia a nivel nacional o internacional. También me encargaba de realizar una sección que se llama Respuesta Radioescucha, no duraba más de tres minutos, donde la gente, los oyentes de la radio podían llamar y preguntar sobre algún tema de su interés. Eso es lo que hacía en mi servicio social. Estando ahí conseguí mi licencia de locución; eso fue algo que también me gustó y estaba en proceso de elaborar mi tesis.

Y en teatro ¿qué hizo?

-Tuve una decisión de hacer un teatro un tanto marginal. Empecé propiamente en mi actividad profesional como actriz, en un montaje que se llamó "Agonía, la Balada de Sacco y Vanzetti", obra basada en la novela de Howard Fast (escritor, novelista y guionista de televisión estadounidense), que trataba sobre las últimas 24 horas de la vida de Sacco y Vanzetti, estos dos italianos, anarquistas, que emigraron a Estados Unidos, y fueron condenados, en los años 20, a la silla eléctrica, por un delito que no cometieron. En el momento en que yo salgo de México para ir a Ecuador, estaba en un montaje, al que tuve que pedir permiso por una ausencia, con la promesa de que volvería en marzo, sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez. La obra se llama "Mujeres de Arena".

El gobierno de Colombia la ha tildado a usted de terrorista, incluso de narcoguerrillera. ¿Cómo responde a estos señalamientos?

-El Gobierno de Colombia tiene, como se dice coloquialmente, mucha cola que le pisen. Ha cometido, a través del paramilitarismo, muchas acciones, totalmente ilegales: masacres, asesinatos selectivos de dirigentes políticos, y se ha beneficiado del narcotráfico. Cada vez es más claro y cada vez se le va acercando más a Álvaro Uribe, sus vínculos con el narcotráfico; se sabe que tenía una amistad muy grande con Pablo Escobar, uno de los principales narcotraficantes.

¿Usted rechaza estos señalamientos?

-Yo lo que digo es que a Uribe, en estos momentos, no le conviene, ni nunca le ha convenido, nadie que hable en contra de él, nadie que le vaya sacando esos vínculos. En México hablábamos sobre qué pasa en Colombia, qué es lo que sucede en Colombia, cuál es la realidad que viven en Colombia.

¿Cómo se define usted políticamente?

-Soy definitivamente antiimperialista, bolivariana; me considero, obviamente, de izquierda. Soy marxista, también soy sandinista, soy guevarista, soy zapatista. Me siento identificada con la lucha de los pueblos dónde y cómo sea necesaria; dónde y cómo las condiciones lo permitan.
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

Protestan por la visita a México de la alcaldesa de Sucre, acusada de represora

La Jornada

■ Se le señala como promotora de vejación y humillaciones a indígenas de Bolivia

Blanche Petrich

Integrantes del Comité Mexicano de Solidaridad con Bolivia realizaron ayer una protesta frente al ex convento de Tlatelolco, en contra de la presencia en México de la alcaldesa de Sucre, Aydé Nava, por haber promovido la vejación y humillación de un grupo de indígenas el pasado 24 de mayo.

El ataque ocurrió en la ciudad boliviana de Sucre, donde gobierna la alcaldesa opositora al presidente Evo Morales. De los municipios aledaños a la urbe mestiza en el Departamento de Chuquisaca habían llegado miles de campesinos indígenas para participar en un acto en el que el mandatario iba a entregar obras sociales para las comunidades rurales.

Pero los dirigentes del llamado Comité Interinstitucional, entre ellos Fidel Herrera y la alcaldesa Nava –que en estos días está de visita oficial en México para participar en una reunión regional sobre los festejos del bicentenario de la Independencia que se realiza en Tlatelolco– resolvieron que Morales no pisaría Sucre, “territorio camba” (no indígena) y movilizaron a una multitud para tomar el estadio en el que estaba programado el acto.

Al grito de “¡Fuera cholos de mierda!” y lanzando gases lacrimógenos y petardos de dinamita que les habían sido dotados en abundancia días antes, las bases del comité tomaron el estadio local, obligando a las columnas de la policía nacional y del ejército a replegarse. Aydé Nava, en persona, caminó frente a la multitud y acudió a negociar la salida de las guardias presidenciales de la ciudad. Así está registrado en el trabajo del cineasta Carlos Brie, Ofendidos y humillados, un documental que nunca ha sido transmitido en la televisión comercial boliviana.

Servidora pública de unos cuantos

A partir de la intervención de la funcionaria, Sucre quedó en manos de una multitud enardecida que se lanzó contra las columnas de campesinos que llegaban a pie a la ciudad a recibir a Evo Morales, sin saber que el acto había sido cancelado.

“Nos han escupido, nos han vejado, apedreado. Nos han sentenciado a muerte”, relatan en el documental los indígenas que sufrieron esta embestida del racismo desatado. Una veintena de mujeres y hombres comparecen ante las cámaras del documentalista, descalabrados, con los rostros bañados en sangre y lágrimas de humillación.

En el video se ve cómo los grupos de indígenas son rodeados por una multitud. Casi ninguno de los agresores podría ser llamado “blanco” por sus rasgos, pero expresan su odio a los “indios”. Los persiguen hasta un bosquecillo cercano. Ahí son rodeados: “¡Que los quemen!”, gritan los más exaltados. Una a una, las mujeres aterradas se van entregando y entre escupitajos, patadas e insultos abordan camionetas que las llevan a refugiarse a la comisaría de la policía.

Un grupo de hombres, en su mayoría autoridades de las comunidades indígenas, deciden “entregarse” a la muchedumbre para evitar una masacre. Son 14. En hilera, a rastras, entre gritos de “¡mátenlos!” los llevan a una plaza. Ahí, quienes dirigen a la multitud les arrancan las camisas, los arrodillan, les obligan a quemar sus ponchos y sus sombreros, la indumentaria que los identifica, sus pancartas de bienvenida al presidente y su bandera, la wiphala que representa el arcoiris de la diversidad. Por momentos alguno se lanza sobre ellos con una patada, una bofetada. Un hombre derrama lágrimas mientras otros, poco menos morenos que él, le tiran del cabello para que diga “muera el Evo”.

Al final, los exaltados sucrenses entonan su himno frente a la ignominiosa escena de los indios arrodillados y humillados. La alcaldesa Nava, el líder opositor Herrera y otros funcionarios que instigaron estos hechos, entre ellos el rector de la Universidad de San Francisco Xavier, son investigados por la fiscalía nacional y la comisión de derechos humanos. Hasta ahora no han pedido disculpas por lo ocurrido.

Con información de Georgina Saldierna
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

World Trade Center: ¿se usaron explosivos?

http://www.worldproutassembly.org/WTC-10-figure4.jpg

La Jornada

Alejandro Nadal

Mañana se cumplen siete años del derrumbe de tres rascacielos del World Trade Center. Las gigantescas nubes de polvo desaparecieron y la vida sigue su curso. Los candidatos a la presidencia visitan el lugar de la catástrofe y la gente ya casi olvida lo que sucedió ese 11 de septiembre de 2001.

Pero las preguntas siguen vivas. Algunas son de índole legal. Por ejemplo, ¿por qué la escena del crimen del siglo no fue acordonada mientras se recogía la evidencia para realizar la investigación criminal? ¿No es un delito federal manipular o destruir evidencia de un crimen? Pues en el caso del WTC fueron las mismas autoridades las que hicieron desaparecer miles de toneladas de evidencia criminal en los días que siguieron al 9/11.

Según los informes oficiales, el derrumbe de las Torres Gemelas fue provocado por el incendio y por el impacto de los aviones. Pero ninguno de los dos estudios oficiales importantes (el de la Agencia Federal para Emergencias, FEMA, y el del Instituto de Normas y Estándares Técnicos, NIST) consideró el uso de explosivos como una hipótesis.

Esto es sorprendente porque el Reglamento Federal sobre Investigaciones en Caso de Incendios establece la obligación de investigar si hay residuos de termita en los restos de cualquier incendio. ¿Por qué no se siguió ese lineamiento en el caso del WTC?

Hoy la tesis sobre el uso de explosivos en el WTC tiene más credibilidad que nunca. Steven Jones, físico de la Universidad Brigham Young, ha publicado los resultados de sus investigaciones sobre muestras de polvo recogidas en la vecindad del lugar de la catástrofe (www.journalof911studies.org). La conclusión es tajante: los datos revelan la presencia de violentas reacciones químicas y exotérmicas en el momento de la destrucción de las Torres Gemelas.

El estudio de Steven Jones y un equipo de científicos incluye un análisis de las partículas encontradas en las muestras de polvo con microscopios electrónicos de barrido (SEM, por sus siglas en inglés) y métodos de espectroscopía dispersiva de rayos-X (XEDS, por sus siglas en inglés). El énfasis de la investigación está en la firma química de partículas contenidas en las muestras.

La investigación encontró microesferas con un alto contenido de hierro y silicatos. El diámetro de estas esférulas es variado, desde un micrón hasta 1.5 milímetros. El primer hallazgo es que esas microesferas de hierro y silicatos sólo pudieron ser el resultado de muy altas temperaturas: el punto de fundición del hierro y del óxido de hierro se alcanza a los mil 538 y mil 565 grados Centígrados respectivamente. Los alumino-silicatos se funden a los mil 450 grados C.

Hay otras evidencias de temperaturas muy elevadas en el desplome del WTC. El análisis de Jones revela la presencia de fibras y partículas cubiertas con finas capas que contienen óxido de plomo, lo que sugiere que muy altas temperaturas provocaron la evaporación, oxidación y condensación de plomo, asegurando la fijación en las fibras o partículas de las muestras de polvo. La temperatura para volatilizar el plomo es de mil 740 grados C.

Ahora bien, si la temperatura en los incendios en el WTC nunca rebasó los mil 100 grados C (algo en lo que NIST está de acuerdo), ¿de dónde provinieron las altas temperaturas necesarias para producir esas microesferas?

La formación de estas microesferas revela que también se requirieron perturbaciones externas violentas para generar estas formaciones. Esas perturbaciones apuntan en la dirección de diversos tipos de reacciones químicas explosivas que pudieron haber sido empleadas en el WTC. La utilización de explosivos como la llamada termita y la súper-termita (termita nano-reforzada) podría explicar las muy altas temperaturas, así como la permanencia de las mismas firmas o huellas químicas (hierro, aluminio y azufre) que fueron encontradas en las muestras de polvo analizadas por Jones.

Hoy la evidencia es determinante: se requiere una investigación completa, con todos los recursos necesarios para poner a descansar para siempre los rumores sobre el uso de explosivos en el WTC. Esa es la conclusión de Steven Jones y sus colegas. Me parece razonable.

Si usted tiene dudas sobre toda esta historia y no está convencido, lo comprendo. Como usted piensan millones de personas. Creen lo que nos dijeron los medios de des-información. Pero le recomiendo una cosa. ¿Por qué no checa lo del derrumbe del WTC 7? Exacto, no hay que olvidar el WTC 7: una construcción de 42 pisos que no recibió el impacto de ningún avión, pero se desplomó ese mismo 11 de septiembre a las 4:30 pm, con perfecta simetría sobre su propia huella. Y si después de revisar la información sobre el WTC 7 todavía sigue creyendo en la versión oficial, pues tendrá que recordar uno de los Cuartetos de T. S. Eliot: “Sí, si, si, dijo el ave. La humanidad no soporta por mucho la realidad”.
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

Limosnotas

La Jornada

Carlos Martínez García

Acumulan bendiciones obispales a costa del erario. Desde 2001 sucesivos gobiernos municipales panistas de León, Guanajuato, han donado a la Iglesia católica once terrenos para la construcción de templos. El valor de los espacios regalados asciende a más de 36.5 millones de pesos.

La información dada a conocer ayer por Carlos García, corresponsal de La Jornada, documenta que entre el 25 de octubre de 2001 y hasta el 23 de agosto de 2007, los sucesivos presidentes municipales de León, Luis Ernesto Ayala Torres y Ricardo Alaniz Posada, y el del edil Vicente Guerrero Reynoso cedieron los predios a la Iglesia católica y no vieron en sus acciones ilegalidad alguna. Es más, el actual regidor por el Partido Acción Nacional, Carlos Ramón Romo Ramsden, “dijo que el ayuntamiento no viola ley alguna al regalar terrenos a la diócesis de León. Aseguró que, a petición de la población, el cabildo entrega predios a otras religiones, no sólo a la católica”. Para tener la lista completa, que el orondo declarante revele a cuáles otras religiones han beneficiado con terrenos las piadosas autoridades municipales panistas.

En dado caso de que existiesen donaciones como las referidas a otras confesiones, lo que dudo, han de ser bicocas comparadas con las jugosas limosnotas es especie concedidas a la Iglesia católica. Como ciudadanos los funcionarios pueden aportar de su propio peculio los donativos que gusten. Pero demostrar su inclinación confesional hacia la Iglesia católica en detrimento de propiedades gubernamentales, es totalmente contrario a las leyes. Ahí está el artículo tercero de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, que cita el corresponsal Carlos García: “el Estado mexicano es laico” y no debe tener preferencia o privilegio en favor de religión alguna. Su artículo quinto señala: “Los actos jurídicos que contravengan las disposiciones de esta ley serán nulos de pleno derecho”.

La feliz relación entre donantes, los funcionarios panistas, y los beneficiarios, las autoridades católicas de León, denota tanto favoritismo hacia una creencia religiosa como daño patrimonial al municipio y vulneración del orden legal. Podrán alegar los obsequiantes que actuaron como lo hicieron por petición popular, ya que ciudadanos se organizaron para requerir terrenos sobre los cuales se edificaran templos en los que pudiesen practicar su devoción; pero la supuesta “popularidad” de sus generosas concesiones es contraria al Estado laico que juramentaron guardar y hacer guardar.

Otro aspecto que es evidente en el asunto se relaciona con la incapacidad de la Iglesia católica para valerse por sí misma en el sostenimiento y difusión de su credo. A diferencia de lo que sucede en otras creencias religiosas que han crecido en las últimas cinco décadas en México, y cuyos integrantes son la fuente para mantener las actividades de su credo, los clérigos católicos son muy débiles para despertar la solidaridad de sus feligreses en el sostén de las actividades eclesiales. Por lo tanto buscan apoyos de otras instancias –externas a las que naturalmente debieran ser sus bases financiadoras– y reiteradamente echan mano de funcionarios gubernamentales de todos los partidos políticos, aunque predominan los identificados con el PAN, para hacerse de espacios dedicados al culto religioso. Es decir, parcializan el uso de bienes y propiedades públicas, y al hacerlo se valen de influyentismo ante gobernantes proclives a conceder las pías solicitudes de obispos, arzobispos y cardenales.

Desde la perspectiva del catolicismo romano el Estado y su aparato gubernamental debe ponerse al servicio de la concepción que tiene la Iglesia católica sobre los seres humanos y la organización social. Conforme en la historia el peso de la institución eclesiástica mencionada fue disminuyendo a partir del siglo XVI, lo mismo por movimientos religiosos que mermaron la autoridad del Papa en turno que mediante la irrupción de otras cosmovisiones (y sus correspondientes postulados éticos y políticos), la Iglesia católica iba mostrándose más y más incapaz de manejar las conciencias antes dominadas con la ayuda del llamado brazo secular, o sea, el gobierno puesto al servicio de lo prescrito por las cúpulas clericales.

Los gobernantes panistas, como los de León, muestran ánimos restauracionistas cuyo objetivo es hacer retroceder la separación Estado-Iglesia(s) inicialmente establecida por Benito Juárez, y los liberales que le acompañaron en la gesta, en las Leyes de Reforma, particularmente lo señalado por La Ley de Libertad de Cultos del 4 de diciembre de 1860. A partir de la anterior disposición legal, fue construyéndose en el país un entramado jurídico/político orientado hacia el fortalecimiento de la laicidad del Estado mexicano. El proceso ha sido bueno para el aparato gubernamental, para el acrecentamiento de los derechos de la ciudadanía y para el conjunto de iglesias asentadas en territorio nacional.

La excepción para convivir con la laicidad estatal y aprender a vérselas con sus propias fuerzas y acrecentar su presencia en la sociedad únicamente por el camino de la persuasión –no a través de imposiciones– es la Iglesia católica que persiste en su pretensión de ser privilegiada por gobiernos identificados con los puntos de vista de la Iglesia mayoritaria.
--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.

30 ago. 2008

ILUMINEMOS MEXICO....


--------------------------------------------
Un revolucionario es, sobre todo, un humanista, alguien que apuesta al libre desarrollo de la personalidad, y que reconoce en la revolución el medio para construir las condiciones de la libertad.